El camarada Lenin resiste en el Ártico (Svalbard)

Bienvenidos a Pyramiden, la ciudad fantasma de los rusos en las Svalbard, un archipiélago al norte de Noruega donde hay más osos polares que humanos.

Vestido a lo Miguel Strogoff y con el rifle al hombro por si apareciera algún oso, Sasha es uno de los ocho valientes que habita en esta máquina del tiempo a mil kilómetros del Polo Norte. En los ochenta, cuando Pyramiden era el orgullo de la Unión Soviética, llegó a superar el millar de habitantes. Los trabajadores entonces mataban por ser destinados a este próspero asentamiento minero. Daba igual el aislamiento, el frío… ¡y los osos polares!

 

El busto de Lenin mira hacia este glaciar de las Svalbard @luisdavilla

El busto de Lenin mira hacia este glaciar de las Svalbard @luisdavilla

Durante décadas Pyramiden fue conocida como la ciudad comunista más perfecta del globo. Hoy está abandonada. Sus severos bloques de pisos, su teatro, uno de los hospitales mejor equipados de la URSS, las naves donde criaban gallinas y vacas para incluso en el fin del mundo tener leche y huevos frescos, su polideportivo con hasta una piscina a la que sólo le falta el agua… todo sigue en pie en medio de un paisaje helador de cimas nevadas y glaciares. Todo, menos la gente. Como si hubiera caído una bomba de neutrones.

Si te interesa la historia de este surrealista lugar perdido del Ártico, enlaza al reportaje que acabo de publicar en la sección de viajes del periódico El Español

 

Deja un comentario


Nombre*

Correo (no será publicado)*

Sitio web

Tu comentario*

Enviar