¿Te atreves con un “housetripper”?

A ver, que no todo lo que acaba en tripper tiene que ser pecado, aunque el post de hoy viene al pelo para dar, y recibir. ¿Te apuntas a ser housetripper?

Housetripper, dícese tanto del que quiere ahorrarse un buen pico en sus vacaciones alquilando una habitación o una casa entera en el lugar elegido, como el que tiene una habitación libre, o todo un piso sin bicho, y se quiere ganar unos dineros alquilándolo a turistas.

Había oído hablar, y muy bien por cierto, de Airbnb; de Homelidays, con quien alquilé una casita estupenda hace un par de años en el sur de Francia; y de otras de las que no tengo referencias directas, como HomeAway. Tampoco había oído hablar de HouseTrip, hasta ayer, que asistí a la presentación que hicieron para la prensa de esta empresa que en poco más de dos años de vida gestiona ya más de 170.000 propiedades en 15.000 lugares del mundo.
Housetrip5Housetrip11Housetrip10

De Nueva York a Nueva Delhi; desde una habitación en Atenas por 17 € hasta un chalet de esquí en Zermatt por 11.000 € la noche. Con semejante horquilla, será difícil no encontrar algo que encaje.

Los hoteleros deben estar que trinan, porque realmente la idea tiene un montón de ventajas. Vale que no te hacen la cama ni te traen el desayuno, pero a cambio te puedes instalar como en casa, y eso de jugar a ser un nativo tiene su gracia… bajar a por los croissants a la panadería de la esquina, hablar en el portal con la vecina, tumbarte en el sofá a ver una peli después de todo el día dando tumbos o prepararte allí la cena si no te apetece salir o quieres ahorrarte un dinero. Por no hablar de lo fácil que se lo pone, tanto por el espacio como por el precio, a los que viajan con niños.

Pero lo mejor es que la idea no sólo le sirve a los turistas. También le pueden sacar beneficio los que tengan una habitación libre en casa y hasta el piso de la abuela sin ocupar (aunque quitándole la flamenca y el torito y el tapiz de ciervos sobre el sofá, que cuanto más mono esté el sitio más fácil será que entre por el ojo). El proceso es fácil: uno se piensa el precio que considera justo y, tras colgar gratis su anuncio con las fotos y la descripción del alojamiento que ofrece, a esperar a las visitas!

Una amiga periodista, harta de pelearse con los que pretendían pagarle sus reportajes a casi la mitad que hace un par de años (sí, en esas estamos ahora los freelance), le hizo una peineta a lo Bárcenas a la profesión ¡y se ha reciclado en housetripper, que es algo muy decente!

4 comentarios


  • Rosa

    ¡Me ha encantado el post…!. Precisamente la semana pasada descubrí esas páginas, y estoy pensando viajar así a Oslo cuatro días…

    marzo 04, 2013
    • Pues seguro que te ahorras un buen dinerillo, porque Noruega es preciosa pero carísima como no se ande uno con un poco de ojo. Imagino que sabes que en Oslo están celebrando ahora el Año de Munch. Por si te interesa, te dejo un par de páginas con buena información, http://www.visitnorway.com y http://www.munch150.no. Y, por si te interesa también, te mando el link a la web de Gente Viajera, el programa de Onda Cero con el que colaboro, y para el que hice un pequeño reportaje sobre las celebraciones del Año de Munch. Entras a http://www.ondacero.es/audios/gente-viajera_20121111.html , vas en el calendario al 11 de noviembre de 2012, y corriendo el cursor hasta casi el final, poco después del minuto 13:45, puedes escuchar el reportaje. Un saludo y que disfrutes el viaje!

      marzo 05, 2013
  • Rosa

    ¡Gracias, Elena!.
    Os escucho siempre, es uno de mis programas favoritos de Onda Cero… Y me dáis muchas ideas nuevas.
    Y sí que sabía que es el aniversario de Munch, por eso quiero ir…
    Un saludo.

    Rosa.

    marzo 06, 2013
  • La ime1gen de la mesa es tan primaveral… Hoy nos viene de perals para animar el deda tan gris que tenemos. Me voy a ver el link!! Besos, Ana.

    marzo 25, 2013

Deja un comentario


Nombre*

Correo (no será publicado)*

Sitio web

Tu comentario*

Enviar