Islas Cook, una Polinesia lowcost… el martes 30, más en El Mundo

Vista aérea de Rarotonga, la principal de las Cook, con su laguna de Muri.

Lowcost lowcost difícilmente podrán ser para los europeos, ya que estas islitas de los Mares del Sur nos quedan tan retiradas que habrá que volar un día, con su noche correspondiente, y eso por menos de 1.500 € no sale. Sí lo son para neozelandeses y australianos, que pueden disfrutar sin gran dispendio de este archipiélago de postal a precios mucho más de andar por casa que Tahití, Bora Bora y demás bellísimos pero prohibitivos jardines que Francia conserva en el reverso del mundo. En las Cook no te pasan la visa por la yugular cada vez que respiras y, mejor todavía, sus islas recuerdan a lo que eran veinte o treinta años atrás algunas de la Polinesia Francesa. Hace unas semanas anduve por aquellas tierras y este martes 30 de junio lo cuento en el suplemento VIAJES del periódico El Mundo. Voilà un aperitivo…

“Pasó a la historia sin gran pena ni gloria, a pesar de que su singladura tuvo de ambas a puñados, y los honores acabó llevándoselos un británico. Se ve que los despropósitos de la Marca España no son cosa de ahora. Y es que fue un berciano de Congosto, Don Álvaro de Mendaña, quien avistó este diminuto archipiélago a caballo entre Hawai y Nueva Zelanda un par de siglos antes de que el capitán Cook lo colocara en el mapa”. Así arranca el reportaje. El resto, en el suplemento de viajes que El Mundo incluye entre sus páginas cada último martes de mes. Os dejo para abrir boca alguna imagen de estas islitas que son la viva imagen del paraíso.

Vista aérea de Rarotonga, la principal de las Cook, con su laguna de Muri.

Vista aérea de Rarotonga, la principal de las Cook, con su laguna de Muri.

 

La laguna de Aitutaki, la "estrella" de esta islita absolutamente imprescindible.

La laguna de Aitutaki, “estrella” de esta islita absolutamente imprescindible.

 

Bungalós sobre la laguna de Aitutaki, uno de los lujos de este archipiélago en el que también abundan los bed&breakfast, unos chalets de alquiler de lo más informal en los que instalarse como en casa a paladear de este escondite del reverso del planeta, y hasta los albergues para mochileros.

Bungalós sobre la laguna de Aitutaki, uno de los lujos de este archipiélago en el que también abundan los bed&breakfast, unos chalets de alquiler de lo más informal en los que instalarse como en casa a paladear de este escondite del reverso del planeta, y hasta los albergues para mochileros.

 

Fuera de Rarotonga, que a pesar de no haber perdido su atmósfera de antaño es la más visitada de las Cook, los espectáculos de danza y percusión no tienen el tufillo a precocinado de este tipo de shows por otras latitudes más trilladas por el turismo. En escondites como Aitutaki o Atiu se dirían familias que por las noches se acercan a su puñado de hoteles para entretener a sus visitantes mostrando su folclore sobre la arena y bajo los increíbles cielos del Hemisferio Sur.

Fuera de Rarotonga, que a pesar de no haber perdido su atmósfera de antaño es la más visitada de las Cook, los espectáculos de danza y percusión no tienen el tufillo a precocinado de este tipo de shows por otras latitudes más trilladas por el turismo. En escondites como Aitutaki o Atiu se dirían familias que por las noches se acercan a su puñado de hoteles para entretener a sus visitantes mostrando su folclore sobre la arena, bajo los increíbles cielos del Hemisferio Sur.

 

Atiu, la tercera islita más visitada, un universo si cabe más rural horadado por increíbles cuevas.

Atiu, la tercera más visitada de las Cook, un universo si cabe más rural horadado por increíbles cuevas.

 

Carreteritas de Rarotonga, la isla principal a pesar de sus apenas 26 km de circunferencia.

Aires tropicales de las carreteritas de Rarotonga, la isla principal a pesar de sus apenas 26 km de circunferencia.

 

Atención al detalle de todas y cada una de las matrículas, con el consabido saludo maorí "Kia Orana", que te desea que vivas mucho tiempo.

Atención al detalle de todas y cada una de las matrículas, con el consabido saludo maorí “Kia Orana”, que te desea que vivas mucho tiempo.

 

Y atención también a sus dólares, con billetes adornados por vahines a lomos de un tiburón o con la estampa de Tangaroa, el dios del mar y pene descomunal. Como estado asociado libremente a Nueva Zelanda usan indistintamente sus dólares o las de las Cook, y por supuesto se mueven como pez en el agua tanto en inglés como en maorí.

Y atención también a sus dólares, con monedas triangulares y billetes adornados por vahines a lomos de un tiburón o con la estampa de Tangaroa, el dios del mar y pene descomunal. Como estado asociado libremente a Nueva Zelanda usan tanto sus dólares o los de las de las Cook, y por supuesto se mueven como pez en el agua tanto en inglés como en maorí.

 

Pa, todo un personaje en Rarotonga, por cuyas volcánicas montañas del interior lidera caminatas con las que alternar los días de playa.

Pa, todo un personaje en Rarotonga, por cuyas volcánicas montañas del interior lidera caminatas con las que alternar los días de playa.

 

7 comentarios


  • David

    Hola. ¿Crees que hay lugar para un mochilero con un presupuesto limitado en la Polinesia? Especificamente, en las Islas Cook?

    mayo 01, 2014
  • Hola David,
    lo que sale por un pico es el vuelo y eso no hay quien te lo quite. Por menos de unos 1.500 €, y eso sacándotelo con antelación, difícilmente se puede llegar a las Cook. Y luego los vuelos entre las islas, los de Air Rarotonga, son también caretes, de ahí que mucha gente sólo visite Rarotonga, la isla principal. Allí las cosas costaban más o menos como en España, a diferencia de por ejemplo la Polinesia Francesa, que he ido tres veces por trabajo y puedo dar fe de que todo absolutamente –desde tomarte una cerveza hasta contratar una excursión– es ridículamente caro.
    En las Cook no es así. Los precios de las cosas son razonables (aunque tampoco tirados, eh?). Incluso hay alojamientos para mochileros que no te costará encontrar haciendo una búsqueda en Google. Lo malo, insisto, es el precio de los vuelos. Para los neozelandeses, como contaba en el post, es una especie de Polinesia lowcost, pero para los europeos, con el precio del vuelo internacional, tan lowcost no puede ser.
    Dicho eso, a mi las Cook me encantaron. Las islas son preciosas y tienen un ambiente muy auténtico y sin esa especie de “guetos” para turistas que se ven por otros sitios. Como sus isleños tienen buen nivel de vida, te los encuentras en los bares y demás lugares que visitas, o sea que no se tiene tanto esa sensación de “turistón” tan habitual en tantos sitios tropicales, donde entras por ejemplo a un bar y todos los clientes son guiris. Aquí está todo un poco más mezclado y me parece más agradable, porque además los kukis –así se le dice a su gente– son un gusto de simpáticos y de salaos.
    Bueno, espero haberte ayudado. Un saludo,

    Elena

    mayo 02, 2014
  • David

    Muchas gracias Elena. La verdad es que lo de los vuelos ya lo tengo asimilado. Tenemos la ¿mala suerte? de estar en la otra punta del mundo para viajar al Pacífico Sur. Mi intención es conocer algo de Australia y todo Nueva Zelanda, y una vez allí tirar para estas islas (Fiji y Cook son mis preferencias, en caso de poder también me gustaría echarle un vistazo a Tahití o Moorea, pero igual estoy siendo avaricioso! y más si dices que ahí la vida es cara…). Pero me alegra saber que la estancia en las Cook es factible para un extranjero. Gracias por confirmarmelo. Ojalá pudiera trabajar como tú en aquellos lugares. Quién sabe si podré enfocar mi título de audiovisuales a alguna profesión que me lleve por aquellos lares.. cruzo los dedos. Muchas gracias de nuevo Elena.
    PD: Has estado en Fiji? Mejor o peor que las Cook? Un saludo.

    mayo 02, 2014
    • Hola David,
      qué planazo lo de Australia y Nueva Zelanda, y qué buen “rodaje” para poner en práctica lo apendido en Audiovisuales. Seguro que te traes un material estupendo.
      En las Fiji no he estado, o sea que no te puedo dar información de primera mano. Sí he estado en Polinesia Francesa y te aseguro que la vida allí es mucho más cara que en las Cook. Al margen de Moorea, Tahití y las demás de esa zona, en Polinesia Francesa a mi me encantó el archipiélago de las Tuamotu y el de las Marquesas… pero cuesta un dineral. Por cierto que el mes que viene (en el número de junio) saco un reportaje de las Cook en la revista VIAJAR… por si te apetece echarle un vistazo. Un saludo,
      Elena

      mayo 12, 2014
  • David

    Iré corriendo a por la revista. Gracias Elena!

    mayo 12, 2014
  • Elena

    Hola Elena,

    Visitamos hace unos años la Polinesia Francesa, nos quedamos fascinados y ahora volvemos a la neozelandesa. Visitaremos rarotonga, atiu y finalmente Aitutaki. No tenemos ninguna excursión contratada, ¿qué nos recomiendas? Hacerlo allí? O conoces algún lugar para poder contratarlas? Cuales harías tu en cada sitio?

    Muchas gracias

    octubre 26, 2014
    • Hola,
      qué sitio estupendo las Cook. Visité las tres islas a las que vosotros vais a ir, y me encantaron todas.
      No sabría decirte si te saldría mejor contratar aquí o allí las excursiones (que de una u otra manera serán las mismas). Mira qué es lo que te ofrece desde aquí la agencia con la que vayais a contrar el viaje (quizá salga más barato así que reservar vosotros los vuelos y hoteles), e, indagando un poco en internet, podéis localizar el precio al que venden las excursiones allí. Seguro que están en la web. Al margen de los precios, contratarlas allí es facilísimo, ya que en todos los hoteles las proponen.

      De lo que más me gustó: en Rarotonga, visitar el mercado de la capital la mañana del sábado, la caminata por el interior volcánico que hace Paa (todo un personaje, algo surrealista el señor: Pa’s Cross Island Walk), una comida frente a la playa en el Coco Latte (un café-restaurante con mucho encanto y buen precio)… Aunque no me dio tiempo, me habría encantado alquilar una scooter para recorrer la isla, con parada obligada en la playa de Muri.

      En Rarotonga, un crucero por la laguna (yo lo hice con Te Vaka Lagoon Cruise, imagino que serán todos parecidos) y alquilar una bici (en muchos hoteles las proporcionan) para perderte por sus caminos llenos de palmeras junto al mar. Por cierto que los espectáculos folclóricos que se hacen en los hoteles de Aitutaki y Atiu son mucho más auténticos que los de Rarotonga, lógicamente más turísticos… en ambas islitas a menudo son familias del pueblo las que acuden a cantar y bailar y de verdad que es precioso y muy emotivo. No os los perdáis!

      Y en Atiu me gustó mucho el recorrido por las cuevas que hace “Island Tour with Marshall”. No hay pérdida dados los pocos servicios turísticos que hay en esta islita, que yo también recorrería en bici, moto o el vehículo que queráis alquilar para explorarla. Es súper auténtica y llegan poquísimos visitantes.

      Seguro que si lo buscas por internet lo encuentas todo, o casi.
      Te mando el link del reportaje que saqué (en papel) en la revista VIAJAR este verano:
      http://viajar.elperiodico.com/destinos/oceania/islas-cook/islas-cook-magia-azul
      http://viajar.elperiodico.com/destinos/oceania/islas-cook/guia-de-islas-cook/%28tab%29/0

      Un abrazo y ya me contaréis qué tal os fue,
      Elena del Amo

      noviembre 12, 2014

Deja un comentario


Nombre*

Correo (no será publicado)*

Sitio web

Tu comentario*

Enviar